"A PROPÓSITO DEL BOSCO"
VVAA
 
10/09/16 - 27/10/16

Lo terrenal es apariencia y locura, su belleza es engaño su felicidad, frágil como el cristal. Engaña a la gente y la lleva por el mal camino. El Juicio Final se acerca. El mundo tiende a su fin.
 
Los artistas Rafael Jiménez, Sfhir, Lotje de Lussanet, Mariko Taki-Umeoka, reflexionan sobre el artista holandés tomando como punto de partida un aspecto de la obra o la figura del pintor.
 
¿Vidente o alquimista, católico o hereje, holandés o flamenco, moralista o surrealista? Quinientos años después de la muerte de El Bosco en 1516 seguimos sin saber quién era Jheronimus Bosch, quién se ha convertido en la marca de uno de los pintores más emblemáticos, misteriosos y mistificados de la historia.
 
Una minoría opina que el pintor padecía de soledad y aburrimiento o que debióde consumir alucinógenos para poder plasmar aquellas imágenes oníricas y surrealistas con su pincel. Dicho de otro modo: era un surrealista mucho antes de que hicieran acto de presencia los representantes de esta corriente a principios del siglo pasado como Salvador Dalí
 
Sin embargo, otros dicen que El Bosco no pintaba las cosas por la belleza que tenían en sí mismas sino sólo como símbolos, referencias a algo que se ocultaba más allá.
 
 
Aviso Legal
Política de Privacidad
/